• Uno de cada 10 lactantes no fue vacunado contra ninguna enfermedad en 2016
    Uno de cada 10 lactantes no fue vacunado contra ninguna enfermedad en 2016

    3 months ago

    La  Dra. Noni MacDonald, catedrática de pediatría de la Universidad Dalhousie y médica del Centro de Salud IWK en Nueva Escocia, plantea que "aunque no suelen decirlo en el consultorio, los estudios demuestran que casi la mitad de las madres se preocupan por el dolor que puedan sentir sus hijos durante la vacunación. Nadie quiere que le hagan daño a su bebé”, y según la OMS, es justamente el miedo a las inyecciones y el dolor que causan durante la vacunación  uno de los muchos factores que pueden inducir a retrasar o evitar esta intervención.

    De acuerdo a las estimaciones más recientes realizadas y difundidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS)  y el UNICEF, un total de 12,9 millones de lactantes en el mundo (casi uno de cada 10) no fueron vacunados contra ninguna enfermedad en 2016.

    De lo anterior preocupa, “sobre todo, que no se les administró la primera dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP), por lo que corren un riesgo importante de contraer estas enfermedades potencialmente mortales”.

    En ese sentido, el doctor Jean-Marie Okwo-Bele, Director del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la Organización Mundial de la Salud, señala que “los lactantes que no son inmunizados son, en su mayor parte, los mismos que no son atendidos por los sistemas de salud. Es muy probable que ninguno de estos lactantes se haya podido beneficiar de otros servicios sanitarios básicos. Si queremos subir el listón de la cobertura sanitaria mundial, los servicios de salud deben atender a los niños desatendidos. Cada contacto con el sistema de salud debe considerarse una ocasión para vacunar”.

    Aclarando mitos de la vacunación

    En el documento “Programa Nacional de Inmunización, Vacunas y su importancia” del Ministerio de Salud (Minsal) chileno se aclaran diversos mitos que suelen rondar la utilización de vacunas, principalmente en lactantes. Acá plasmamos los más relevantes:

    ¿Es peligroso recibir varias vacunas al mismo tiempo?

    No, no es peligro de ninguna manera, pues produce la misma respuesta de anticuerpos que si se administraran en forma individual. Tampoco aumente la posibilidad de desencadenar reacciones adversas, solo se deben administrar en distintas extremidades.

     ¿Qué reacciones puede producir una vacuna?

    Por lo general, tiene reacciones esperables y leves, como fiebre, dolor o enrojecimiento en el lugar de la inyección. Según indica el Minsal, las reacciones más importantes son raras, por ejemplo: fiebre muy alta, erupción cutánea generalizada y mucha inflamación en el lugar de la inyección.

    ¿Se puede vacunar a un niño o niña que está enfermo/a?

    El Ministerio de Salud recomienda que siempre se consulte cuál es la mejor opción con el pediatra. “De acuerdo a cada caso se debe evaluar si es necesario posponer la vacuna, ya que un resfrío, tos, diarrea leve, no son contraindicaciones para vacunar. En el caso de fiebre alta, debe consultar su pediatra”.

    Además, tampoco se recomienda suspender la vacuna, porque anteriormente alguna le haya provocado fiebre, enrojecimiento o molestias. “En el único caso que debe considerar y planteárselo al pediatra o en el centro de salud, es si al haber colocado la dosis anterior de la misma vacuna el niño o niña tuvo reacciones adversas muy exageradas y fuertes como fiebre muy alta u otras alteraciones”.

    Por otro lado, no se debe olvidar que en el caso de lactantes prematuros, no es bueno suspender la administración de vacunas, pues necesitan prevenir enfermedades. Además, según recomienda el Minsal, deben vacunarse por su edad cronológica, por ejemplo, “si tiene 2 meses de nacido debe recibir las vacunas que reciben los niños/as de esa edad, sin importar cuánto se adelantó su nacimiento)”.

    ¿Es cierto que las vacunas contienen elementos dañinos para la salud, como el mercurio?

    Este es quizás uno de los aspectos que más han sido cuestionados en cuanto a la vacunación. Según indica el Minsal, para preservar algunas vacunas se usa el timerosal, que es un derivado del mercurio.  Este componente ha sido altamente cuestionado debido a que se relaciona con la posibilidad de una toxicidad neurológica. En ese sentido, Minsal señala que tras la revisión de diversos estudios realizados en niños que recibieron vacunas con este componente, demuestran que “no existe evidencia de eventos adversos en lactantes o niños por exposición al timerosal”.

    ¿Aplicar muchas vacunas en lugar de fortalecer la salud de niños y niñas pueden sobrepasar la capacidad de respuesta del sistema inmunológico e incluso debilitarlo?

    El Minsal es tajante en negar lo anterior, pues el sistema inmunológico es capaz de responder a una gran variedad de antígenos. “En teoría, un niño podría responder a 10.000 vacunas inyectadas al mismo tiempo”.

    En ese sentido, agregan que se ha comprobado que los niños y niñas que han sido vacunados se defienden mejor de otras infecciones.