• Trastornos del Espectro Autista en niños, signos y síntomas
    Trastornos del Espectro Autista en niños, signos y síntomas

    3 months ago

    Uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista (TEA), que según información entregada por la Organización Mundial de la Salud,  comienzan en la infancia, tienden a persistir hasta la adolescencia y la edad adulta y en la mayoría de los casos se manifiestan en los primeros 5 años de vida.

    Para entender, los Trastornos del Espectro Autista son un grupo de afecciones caracterizadas por algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, y por un repertorio de intereses y actividades restringido, estereotipado y repetitivo.

    TEA es un término genérico que abarca cuadros tales como el autismo infantil, el autismo atípico y el Síndrome de Asperger.

    La OMS explica que los afectados por TEA presentan a menudo afecciones comórbidas, como epilepsia, depresión, ansiedad y trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

    Ahora bien, no todos los aspectos de los Trastornos del Espectro Autista son lineales. En este sentido, algunas personas con TEA pueden vivir de manera completamente independiente, y hay otras con discapacidades graves que necesitan atención y apoyo durante toda su vida.

    El nivel intelectual varía mucho de un caso a otro, y va desde un deterioro profundo hasta casos con aptitudes cognitivas altas.

    Lamentablemente, de seguro por falta de información adecuada al respecto, las personas con TEA sufren estigmatización, discriminación y violaciones de los derechos humanos.

     

    Efectos sociales y económicos

    Según explica la Organización Mundial de la Salud, es una realidad que los TEA pueden limitar de manera significativa la capacidad de una persona para sus actividades diarias y su participación en la sociedad.

     

    Además, muchas veces, los Trastornos del Espectro Autista suelen suponer una carga emocional y económica para las personas que los padecen, y también para sus familiares. “El cuidado de casos graves puede ser exigente, especialmente allí donde el acceso a los servicios y apoyo son inadecuados. Por consiguiente, el empoderamiento de los cuidadores es reconocido cada vez más como un componente fundamental de la asistencia a los niños con TEA”.

     

    En ese sentido la OMS destaca que los niños con este tipo de trastornos pueden tener los mismos problemas que una persona que no lo padezca, e incluso, puede tener otras necesidades.

     

    Por lo anterior, la organización señala que no se debe olvidar que los niños que tienen Trastornos del Espectro Autista necesitan tener acceso a servicios de salud para cumplir sus necesidades sanitarias generales, “n particular servicios de promoción, prevención y tratamiento de enfermedades agudas y crónicas. Sin embargo, en comparación con el resto de la población, las personas con TEA tienen más necesidades sanitarias desatendidas y son también más vulnerables en caso de emergencia humanitaria”.

     

    De hecho, según la OMS, las intervenciones psicosociales basadas en evidencias, como “la terapia conductual y los programas de capacitación para los padres, pueden reducir las dificultades de comunicación y comportamiento social, y tener un impacto positivo en el bienestar y la calidad de vida de las personas con TEA y de sus cuidadores”.

     

    Mitos y realidades de los Trastornos del Espectro Autista

    Gracias a los expertos de la chilena, Clínica San Agustín, aclararemos una serie de mitos y realidades sobre el autismo en los niños:


    El autismo se debe a la vacunación infantil

    Existen factores genéticos y ambientales que hacen más probable que un niño pueda padecer un Trastorno del Espectro Autista y el tratamiento que se aplique dependerá de cada caso.

    Ahora bien, no hay evidencia que pueda vincular el uso de vacunas con el autismo. No hay pruebas de una relación causal entre los TEA y la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola. Según explica la OMS, “tampoco hay prueba alguna de que otras vacunas infantiles puedan aumentar el riesgo de TEA. Las revisiones de los datos científicos sobre la posible asociación entre el riesgo de TEA y el tiomersal utilizado como conservante o el aluminio empleado como adyuvante en las vacunas inactivadas demuestran de forma concluyente que las vacunas no aumentan dicho riesgo”.

    Son incapaces de sentir o expresar afecto

    Los niños con Trastornos del Espectro Autista sienten igual que cualquier otro ser humano. A veces, debido a que suelen tener algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, lo expresan de una forma diferente.

    Son niños muy agresivos que se autolesionan

    Las conductas disruptivas de algunos niños con autismo implican una serie de carencias.

     

    Situación actual

    Los estudios epidemiológicos realizados en los últimos 50 años, demuestran que la prevalencia mundial de los Trastornos del Espectro Autista parecen estar aumentando. Según la OMS hay muchas explicaciones para este incremento, “entre ellas una mayor concienciación, la ampliación de los criterios diagnósticos, mejores herramientas diagnósticas y mejor comunicación”.