• Salud cardíaca y depresión
    Salud cardíaca y depresión

    5 months ago

    Según plantea la organización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), aproximadamente 1 de cada 10 hombres dice sentir algo de depresión o ansiedad cada día, y casi 1 de cada 3 ha pasado por un período de depresión grave en algún momento de su vida.


    La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la depresión es un trastorno mental frecuente. De hecho, se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y es considerada la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de forma muy importante a la carga mundial general de morbilidad.


    Ahora bien, el mayor problema se produce cuando existe una depresión que interfiere en la vida cotidiana y cuando va ligada a otras enfermedades.

    En ese contexto, el CDC destaca que aproximadamente 1 de cada 13 hombres adultos vive con una enfermedad cardiaca, la cual también constituye una de las principales causas de muerte.


    Así es como el organismo detalla que es posible tener depresión y padecer de enfermedades cardiacas al mismo tiempo, existiendo diversas conexiones entre ambas enfermedades. Entre las que plantea están las siguientes:

    • Cuando la depresión dura más de un par de semanas, puede llevar a adoptar determinadas conductas, como abusar del alcohol o no dormir, que ponen en riesgo la salud del corazón. La depresión también aumenta los niveles de determinadas hormonas y proteínas en el cuerpo que pueden causar inflamación (hinchazón) y presión arterial alta, las principales causas de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular.
    • Las personas con depresión son más propensas a tener otras enfermedades que contribuyen a las enfermedades cardiacas, como la obesidad y la diabetes.
    • Los hombres con una enfermedad cardíaca corren más riesgo de tener depresión que los hombres sin problemas cardíacos. Los hombres podrían sentirse ansiosos o tristes al pensar en cómo la enfermedad cardíaca afectará sus vidas. Podrían sentir dolor o no sentirse preparados para adoptar hábitos saludables que podrían mejorar la salud de su corazón y aliviar la depresión.


    Por otro lado, la depresión puede causar diversos síntomas en los hombres. En este sentido, el CDC destaca el sentirse enojado, actuar con agresividad, abusar del alcohol o drogas y dificultades para dormir.

    Según explica el organismo, tales síntomas pueden incrementar el riesgo de que los hombres padezcan de problemas cardiacos, ya que “aumentan la presión arterial y el esfuerzo del corazón. Los hombres también podrían estar menos inclinados que las mujeres a buscar ayuda para enfrentar la depresión. Cuanto más tiempo los hombres están deprimidos, sin buscar tratamiento, peor es para su corazón”.

     

     

    ¿Cómo proteger la salud mental y el corazón?

    Considerando lo anterior, la organización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) da una serie de recomendaciones para mantener una buena salud mental y cardiaca durante toda la vida:


    Consulte a un profesional

    En este ámbito, la organización recomienda que si el paciente tiene depresión, pero no ha sido diagnosticado de un problema cardiaco, debe hablar con un profesional de la salud mental sobre maneras de tratar su depresión. “Tratar la depresión puede ayudar a cuidar la salud de su corazón en el largo plazo y mejorar su calidad de vida”. 

    De lo contrario, si le han diagnosticado un problema cardiaco, debe hablar  con su médico sobre cualquier sentimiento de depresión que tenga. “El médico podrá hablarle sobre medicamentos y hábitos saludables que pueden ayudar a mejorar tanto la salud de su corazón como su salud mental”.


    Haga actividad física

    Realizar actividad física de forma regular mejora el estado de ánimo y mantiene los vasos sanguíneos fuertes y saludables. Los estudios muestran que el ejercicio podría ser tan efectivo como los medicamentos para reducir los síntomas de depresión.


    Cuide lo que come y bebe

    Coma abundantes frutas y verduras frescas. Evite los alimentos que podrían hacer subir su presión arterial o impedirle dormir de noche, como la cafeína, los alimentos con alto contenido de sodio y el alcohol.


    No fume

    El hábito de fumar se relaciona tanto con la depresión como con las enfermedades cardiacas.


    Reciba apoyo de sus seres queridos

    Hable sobre sus sentimientos con familiares o amigos en los que confíe. Los seres queridos pueden ayudarlo a tener hábitos saludables, por ejemplo al acompañarlo a comprar comestibles, hacer ejercicio juntos o recordarle que tome los medicamentos.