• OMS: 10 datos sobre los niños y la higiene que los rodea
    OMS: 10 datos sobre los niños y la higiene que los rodea

    3 months ago

    Para crecer y desarrollarse con normalidad, los niños necesitan vivir en un entorno saludable, limpio, seguro y que garantice su bienestar. Según indica la Organización Mundial de la Salud, “Si se hubieran reducido los factores de riesgo del entorno, se podría haber evitado más de una cuarta parte de los 5,9 millones de defunciones de niños menores de 5 años registradas en 2015”.

    Uno el de los problemas de salud que más afecta a los menores son los respiratorios. Año a año vemos como las Urgencias colapsan en épocas de alergias y bajas temperaturas.

    “Los niños son especialmente vulnerables a la contaminación del aire, las sustancias químicas peligrosas, el cambio climático y las deficiencias en el suministro de agua de calidad, el saneamiento y la higiene”.

    Por lo anterior, en marzo de 2017, la Organización Mundial de la Salud publicó un documento titulado “La herencia de un mundo sostenible: Atlas sobre salud infantil y medio ambiente”, en la que se muestra el impacto que puede tener el entorno en la vida saludable de los niños.


    Fallecimientos por entornos poco higiénicos

    Según plantea la Organización Mundial de la Salud, año a año, los factores de riesgo que rodean a los menores, tales como la contaminación de lugares cerrados, exposición al humo de tabaco, insalubridad del agua y falta de saneamiento, “causan la muerte de 1,7 millones de niños menores de 5 años, lo que corresponde al 26% de las defunciones infantiles”.


    Aumento del asma

    Entre un 11% y un 14% de los niños de 5 años presentan síntomas de asma. Según indica la OMS, gran parte de  ellos se relacionan con “la contaminación, la exposición al humo como fumadores pasivos, el polen, y el moho y la humedad de los espacios interiores”.


    La contaminación del aire es el mayor riesgo medioambiental para la salud infantil

    La OMS plantea que cada año, 570 mil niños menores de 5 años fallecen como consecuencia de infecciones respiratorias causadas por la contaminación del aire “en espacios cerrados y en el exterior y la exposición al humo como fumadores pasivos”.


    Acceso al agua potable

    Las enfermedades diarreicas son una de las principales causas de muerte en los niños menores de 5 años. Según cifras difundidas por la Organización Mundial de la Salud, “cada año, 361.000 niños de estas edades fallecen a causas de enfermedades diarreicas que se podrían evitar”, potenciando al acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene y evitando la defecación al aire libre.

     

    Intoxicación aguda por plaguicidas

    La OMS indica que la utilización, almacenamiento y la eliminación de los plaguicidas en condiciones poco seguras “son las principales causas de intoxicación aguda en los niños”.


    El paludismo (malaria) provocó más de 300 mil fallecimientos

    El paludismo se transmite por la picadura de mosquitos infectados del género Anopheles, que se crían en agua estancada y con poco movimiento. Según la OMS, “la mejora de la gestión ambiental de estos depósitos de agua podría ayudar a prevenir las muertes por paludismo en los niños menores de 5 años, que en 2015 fueron superiores a 300.000”.


    Efectos tóxicos del plomo

    Los niños son más vulnerables que el resto, a todo elemento tóxico. En este sentido, según indica la OMS, “los efectos del plomo pueden tener repercusiones graves y permanentes en su salud, sobre todo en el desarrollo de su cerebro y su sistema nervioso”.


    Envenenamientos accidentales

    “Es importante proteger a los niños de la sustancias venenosas. Los niños pequeños corren un mayor riesgo de envenenarse accidentalmente, debido a su menor tamaño y a que su funcionamiento fisiológico no se ha desarrollado por completo”.  Según la OMS, los venenos más frecuentes son: productos químicos el hogar, (artículos de limpieza, herbicidas e insecticidas), productos farmacéuticos, gasolina, queroseno, disolventes, bayas, sepas y el veneno de insectos.


    Exposición temprana a factores ambientales

    Según plantea la OMS, a pesar de que hay muchos aspectos desconocidos sobre el origen del cáncer infantil, los factores de riesgo del entorno, como la radiación solar, tabaquismo pasivo y algunos plaguicidas, por nombrar algunos, pueden causarlo en esa etapa de la vida.


    Cambio climático y enfermedades

    Finalmente, la Organización de la Salud señala que el cambio climática es una de las nuevas amenazas medioambientales que más afecta a los niños. “Los problemas de falta de abastecimiento de agua y de pérdida de cosechas de cultivos alimentarios agravarán la malnutrición y los casos de retraso del crecimiento”. Además, el aumento de la llamadas “olas de calor” expondrá a los niños al riesgo de sufrir sobrecargas calóricas y trastornos regales y respiratorios.