• OMS: 10 datos sobre la salud de la mujer
    OMS: 10 datos sobre la salud de la mujer

    3 months ago

    A nivel mundial, las mujeres viven por término medio, alrededor de unos cuatro años más que los hombres. Ahora bien, los hombres tienen mayores posibilidades de acceder a tratamientos de enfermedades. Según la OMS, la pobreza es un obstáculo para ambos sexos, “pero tiende a significar una carga más pesada para las mujeres y niñas debido, por ejemplo, a las prácticas alimentarias y al uso en la cocina de combustibles”, que a pesar de parecer una actividad inocua, puede llegar a ser un factor relevante en cuanto a la vida saludable de una mujer.

    Por lo anterior, plasmaremos diez datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, referentes a la salud en la vida de las mujeres:


    Tabaquismo en la mujer

    Según explica la Organización Mundial de la Salud, las tasas de tabaquismo tienden a ser “10 veces mayores en los hombres que en las mujeres”. Sin embargo, el consumo de tabaco entre las mujeres jóvenes de los países en desarrollo está aumentando rápidamente.

    Además, la organización señala, lamentablemente, que las tasas de éxito del abandono del hábito son menores en las mujeres, el tratamiento sustitutivo con nicotina puede ser menos eficaz, y las recaídas son más frecuentes que en los hombres.


    VIH

    “El 61% de los adultos infectados por el VIH en el África subsahariana son mujeres”. Esta cifra no es más alentadora en el Caribe, pues la proporción de mujeres infectadas alcanza el 43%. Según la OMS, en menor grado, el número de mujeres contagiadas también está en aumento en América Latina, Asia y Europa Oriental.


    Violencia física o sexual

    Según cifras difundidas por la Organización Mundial de la Salud, entre un 15% y un 71% de las mujeres han sufrido violencia física o sexual infligida por su pareja, en algún momento de sus vidas. Tales abusos, que no distinguen clases sociales y económicas, tienen graves efectos en la salud de la mujer, “ya sea en forma de embarazos no deseados o de infecciones de transmisión sexual, depresión o enfermedades crónicas”.


    Abuso sexual a menores

    Algunos estudios revelan que hasta un quinto de las mujeres señalan haber sufrido de abusos sexuales antes de los 15 años.


    Matrimonio a edades tempranas

    A pesar de que los matrimonios en edades tempranas están en disminución, según indica la OMS, se calcula que 100 millones de niñas se casarán antes de los 18, a lo largo de los próximos 10 años. Lo anterior, representa un tercio de las adolescentes de los países en desarrollo (excluida China). 

    Lamentablemente, “las niñas que se casan jóvenes a menudo carecen de conocimientos sobre el sexo y el riesgo contraer el VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual”.


    Embarazo adolescentes

    Según plantea la Organización Mundial de la Salud, cada año, al menos 14 millones de adolescentes se convierten en madres. “Más del 90% de estas madres muy jóvenes viven en países en desarrollo”.

     

    Fallecimientos por complicaciones del embarazo y parto

    Cada día, aproximadamente 1600 mujeres y más de 10.000 recién nacidos mueren por complicaciones prevenibles del embarazo y del parto. Según cifras difundidas por la Organización Mundial de la Salud, “cerca del 99% de la mortalidad materna, y del 90% de la mortalidad neonatal se produce en el mundo en desarrollo”.


    Paludismo (malaria) en las embarazadas

    Según información entregada por la OMS, los mosquiteros tratados con insecticidas, permiten reducir los casos de malaria en las mujeres embarazadas y en sus hijos.


    Contaminantes y enfermedades respiratorias

    En la mayoría de los países la cocina suele ser una actividad realizada por las mujeres. Muchos podrían pensar que tal hecho no tienen efecto alguno en la salud, sin embargo, según indica la Organización Mundial de la Salud, “cuando cocinan en fuegos o cocinas tradicionales, respiran diariamente una mezcla de cientos de contaminantes”. 

    Cifras divulgadas por la OMS señalan que ese humo presente en los hogares, es causa “de 500 000 del 1 300 000 muertes anuales de mujeres debidas a neumopatías obstructivas crónicas”, en cambio, sólo aproximadamente un 12% de las muertes masculinas por neumopatía obstructiva crónica están relacionadas con el humo de interiores.

    Otro escenario tenemos cuando la mujer está embarazada, pues la exposición del embrión en desarrollo a ese humo contaminante y dañino, puede ser causante de diversos problemas del recién nacido, como un bajo peso o incluso de muerte intrauterina.


    Discapacidad visual

    Según indica la Organización Mundial de la Salud, el riesgo de padecer de discapacidad visual es significativamente mayor en la mujer que en el hombre, independiente de la edad y del país en el que habite.

    Sin embargo, las mujeres no tienen la misma posibilidad de acceso al tratamiento de las enfermedades oculares, a menudo, por la imposibilidad de viajar sin compañía hasta los servicios de salud. Además, afectan “las diferencias culturales con respecto a la percepción del valor de la cirugía o de otros tratamientos para las mujeres”.