• Lactancia materna: beneficios para ti y tu bebé
    Lactancia materna: beneficios para ti y tu bebé

    3 months ago

    La lactancia materna es la forma ideal de alimentar a los niños y de entregarles los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludable. Sin embargo, este proceso también trae consigo grandes beneficios para la madre.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS)  señala que “la lactancia natural es una forma sin parangón de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sanos de los lactantes”.

    Además, destacan que es la primera comida natural para los menores y aporta toda la energía y los nutrientes que el niño necesita en sus primeros meses de vida.

    Ahora bien, la OMS señala que si bien, la leche materna tiene múltiples beneficios para el niño, como fomentar el desarrollo sensorial y cognitivo, además de protegerlo de enfermedades infecciosas y crónicas, también contribuye a la salud y al bienestar de las madres.

    Principalmente, el proceso de lactancia ayuda a espaciar los embarazos, reduce el riesgo de cáncer de ovario y de mama, aumenta los recursos familiares y nacionales, es una forma de alimentación segura y carece de riesgos para el medioambiente.

    Lactancia materna exclusiva

    En ese sentido, los expertos recomiendan la lactancia materna exclusiva, pues según la OMS, la lactancia materna exclusiva tiene diversos beneficios para la salud del lactante, tales como la reducción de “la mortalidad del lactante por enfermedades frecuentes en la infancia, como la diarrea o la neumonía, y ayuda a una recuperación más rápida de las enfermedades”.

    Por lo anterior, idealmente se recomienda que este tipo de alimentación se mantenga durante seis meses, para luego comenzar con la introducción de alimentos que sean apropiados para la edad del menor y que sean seguros a partir de ese momento, pero manteniendo la lactancia materna hasta los dos años o más, como complemento.

    En ese aspecto, la Organización Mundial de la Salud  plantea que es ideal que la lactancia comience  en la primera hora de vida del recién nacido, además indica que el amamantamiento debe hacerse "a demanda", siempre que el menor lo pida, ya sea de día o de noche. Finalmente indica que, dentro de lo posible, deben evitarse los biberones y chupetes.


    Beneficios para el bebé

    Según detallan los expertos de la Clínica San Agustín de Chile, la leche materna es la fuente de alimento natural para los bebés menores de 1 año, lo que se debe a que:

    • Tiene las cantidades adecuadas de carbohidratos, proteínas y grasa.
    • Proporciona las proteínas digestivas, minerales, vitaminas y hormonas que los bebés necesitan.
    • Tiene anticuerpos (defensas) que ayudan a evitar que su bebé se enferme.

    Gracia a lo mencionado anteriormente, es posible que durante el crecimiento, el bebé padezca de menos alergias, infecciones al oído y de la piel, gases, diarrea, estreñimiento, infecciones estomacales o intestinales, y problemas respiratorios como sibilancias, neumonía o bronquitis.

     Además, el lactante tendrá menor riesgo de padecer diabetes, obesidad o problemas de peso, síndrome de muerte súbita y caries dentales.

    Por su parte, la Organización Mundial de la Salud señala que la leche materna “es inocua y contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los lactantes de enfermedades frecuentes de la infancia”.


    Beneficios para la madre

    Tal y como se ha mencionado anteriormente, la lactancia materna es también muy beneficiosa para las madres. La OMS indica que la lactancia materna exclusiva “funciona como un método natural (aunque no totalmente seguro) de control de la natalidad (98% de protección durante los primeros seis meses de vida)”.

    Además, este tipo de alimentación reduce el riesgo de que la mujer padezca de cáncer de mama y de ovario, además de reducir la posibilidad de padecer algún tipo de enfermedades no transmisibles, como la diabetes de tipo 2 y depresión postparto.

    Por otra parte, según detallan los expertos de la Clínica San Agustín , la lactancia materna permitirá que la madre establezca un vínculo único con su bebé.

    Finalmente, notará una mayor facilidad para bajar de peso tras el parto y se producirá una demora en el inicio de sus periodos menstruales.

    A pesar de que la lactancia materna es considerada como un acto natural, según información entregada por la Organización Mundial de la Salud, se trata de un comportamiento aprendido. “Numerosas investigaciones han demostrado que las madres y otros cuidadores necesitan apoyo activo para iniciar y mantener prácticas apropiadas de lactancia materna”.

    La OMS también explica que los beneficios de la lactancia materna para madres y niños no pueden obtenerse con leches artificiales, pues “si no se elaboran adecuadamente, conllevan posibles riesgos asociados al uso e agua insalubre y de material no esterilizado, o la posible presencia de bacterias en la preparación en polvo”. 

    Además, mientras el amamantamiento frecuente mantiene la producción de leche materna, si se usa leche artificial, pero de un momento a otro se deja de tener acceso a ella, el retorno de la lactancia natural podría ser imposible “como consecuencia de la disminución de la producción materna”.

    Finalmente, podría producirse un problema de malnutrición si el producto fuera demasiado diluido.